Estimados clientes, los precios de nuestro sitio web están sujetos a cambios y disponibilidad sin previo aviso. Lamentamos las molestias.

  Llámenos, haga su pedido y ahorre más!

Tel: 55 57 50 10 00, de la CDMX

Catálogo de Biblias 2016
Catálogo de Biblias 2016
Catálogo de Biblias 2016
Catalogo Niños y Jóvenes
Catalogo Niños y Jóvenes
Catalogo Niños y Jóvenes

Derechos reservados © 2015  CASA DE LA BIBLIA, S.A. DE C.V.   Diseño y desarrollo Carlos Obregón

Calle Unión #330 Col. Tepeyac Insurgentes, Ciudad de México, México. Tel: (0155) 5750 1000  e-mail: info@casadelabiblia.com

Titulo:	CARTA A LOS HEBREOS
Subtitulo:
Autor: MANZI, FRANCO
Editorial: DESCLEE DE BROUWER
Tematica: COMENTARIOS A LA NUEVA BIBLIA DE JERUSALEN
Colección:
ISBN 9788433020109.00
Medidas: 15 X 21
Peso: 0.295 KG
Paginas: 220

CARTA A LOS HEBREOS

$278.00 Precio
$250.00Precio de oferta
  • Si nos atenemos a su perfil literario, la llamada «Carta a los Hebreos» (= Hb) no es una verdadera y auténtica carta. La definición más adecuada del género literario de este escrito puede descubrirse al final, donde es designado «discurso de exhortación» (13,22). En efecto, diversos detalles de la obra demuestran que se trata de un escrito de corte homilético. Sin duda, este «discurso de exhortación» no estaba destinado a un círculo restringido de dirigentes de una comunidad, como lo es, por ejemplo, el discurso de despedida pronunciado por Pablo ante los ancianos de la Iglesia de Éfeso reunidos en Mileto (Hch 20,18-35). Este sermón tenía la finalidad de ser proclamado ante una entera asamblea cristiana, incluidos sus dirigentes (cf. Hb13,17). Posteriormente, tras haber sido utilizado probablemente en la predicación a toda una serie de comunidades cristianas de una misma área geográfica, fue enviado a otras Iglesias (cf. 13,19.22-25), para ser leído siempre en un contexto comunitario, probablemente litúrgico,sino incluso eucarístico. No podemos hablar directamente de autor, pues la carta a los Hebreos es una obra anónima. A partir del proemio del escrito puede constatarse ya que no se trata de Pablo, pues en él, a diferencia de todas las cartas paulinas, no aparece el nombre del Apóstol. Más aún, no aparece remitente alguno. Este dato lo confirman también las persistentes diferencias que se aprecian, tanto en el orden estilístico como de contenido, entre Hebreos y los escritos del Apóstol.